Biden y Trump ganan las primarias de Rhode Island, Connecticut, Nueva York y Wisconsin

Los votantes de cuatro estados opinaron el martes sobre los candidatos presidenciales de sus partidos, una votación en gran medida simbólica ahora que tanto el presidente Joe Biden como el expresidente Donald Trump han asegurado las nominaciones demócratas y republicanas.

Biden y Trump ganaron fácilmente las primarias en Rhode Island, Connecticut, Nueva York y Wisconsin, lo que se suma a sus delegados para las convenciones de sus partidos este verano, informó la agencia estadounidense Associated Press en un artículo firmado por Jonathan J. Cooper y Teresa Crawford.

Sus victorias, aunque no son sorprendentes, ofrecen pistas sobre el entusiasmo entre los votantes de base por la próxima revancha de 2020 que ha dejado a la mayoría de los estadounidenses decepcionados.

Biden se ha enfrentado a la oposición de activistas que alientan a los demócratas a votar en su contra para enviar un mensaje de desaprobación por su manejo de la guerra entre Israel y Hamas, y algunos críticos republicanos de Trump todavía están votando por rivales que se han retirado.

Los “no comprometidos” en Rhode Island y Connecticut obtuvieron una proporción similar del voto demócrata que las campañas de protesta en Minnesota y Michigan, que obtuvieron el 19% y el 13% respectivamente. En Wisconsin, la “delegación no instruida” estaba recibiendo una participación menor.

En particular, los recuentos en Wisconsin, un campo de batalla fundamental en noviembre, darán pistas sobre la proporción de republicanos que aún no están de acuerdo con Trump y cuántos demócratas están desilusionados con Biden. Trump hizo campaña el martes en Wisconsin y Michigan, dos campos de batalla del Medio Oeste.

“Donald Trump es la primera persona que recuerdo que realmente trató de cumplir todas las promesas que hizo durante la campaña”, dijo Scott Lindemann, un contratista de 62 años en Kenosha, Wisconsin, que votó por el expresidente en las primarias republicanas. “Eso me impresionó mucho”.

En Nueva York, Steve Wheatley, un republicano registrado de 70 años, dijo que desearía que hubiera más candidatos para elegir. Dijo que votó por Nikki Haley a pesar de que “no tiene ninguna posibilidad” debido a la falta de opciones.

“Necesitamos candidatos más jóvenes con ideas frescas para postularse a la presidencia”, dijo Wheatley, residente de Athens, una pequeña ciudad en el Valle del Hudson. “Prefiero a un demócrata, pero nuestras opciones son escasas. Miren lo que Biden ha hecho hasta ahora con la economía”.

Theresa Laabs, una cajera de 55 años en Kenosha, dijo que su familia está sintiendo la presión del aumento de los precios de los alimentos y la gasolina, pero votó por Biden en las primarias demócratas porque siente que está trabajando para aliviar la inflación.

“Entiendo que es la economía ahora, y espero que Joe siga trabajando aún más duro en los próximos cuatro años para tratar de reducir estas cosas y hacer que sea más fácil para la familia trabajadora”, dijo Laabs.

Trump y Biden centraron su atención en las elecciones generales hace semanas, después de que Haley se retirara de la contienda republicana. Biden visitó todos los principales campos de batalla el mes pasado después de su discurso sobre el Estado de la Unión.

Biden y el Comité Nacional Demócrata han superado a Trump y a los republicanos en la recaudación de fondos. Biden se adjudicó el mayor récord de recaudación de fondos en un solo evento la semana pasada, cuando recaudó 26 millones de dólares en un evento repleto de estrellas en Nueva York con grandes nombres del mundo del entretenimiento que se unieron al presidente y sus predecesores demócratas, Barack Obama y Bill Clinton.

Trump busca superar a su rival con una recaudación de fondos en Palm Beach, Florida, este fin de semana, que espera recaudar 33 millones de dólares.

Con los candidatos presidenciales asegurando las nominaciones de sus partidos, la participación fue lenta en Rhode Island, donde solo el 4% de los votantes elegibles habían emitido su voto a las 5 p.m., una cifra que incluyó los votos en persona del martes, así como los votos por correo y anticipados.

También fue lento al otro lado de la frontera, en Connecticut, donde se llevó a cabo la votación anticipada por primera vez en la historia del estado.

La secretaria de Estado, Stephanie Thomas, dijo que la participación era de solo 1% a 2% en algunas comunidades a las 11 a.m., mientras que era del 4% en Stamford, una de las ciudades más grandes del estado. “Lo que hemos estado escuchando en el terreno de la gente en las últimas semanas es que esta no es una primaria competitiva”, dijo sobre los bajos números.

Compartir

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp