Carolina Cosse: el oficialismo plantea allanamientos nocturnos e intervención militar pero “siguen apareciendo cuerpos descuartizados”

Carolina Cosse, precandidata frenteamplista. Foto: Frente Amplio.

La precandidata frenteamplista aseguró que el gobierno no tiene rumbo y que está dando “manotazos de ahogado”.

Carolina Cosse, intendenta de Montevideo y precandidata por el Frente Amplio (FA), dijo en La Paloma, Rocha, donde la coalición de izquierda celebra su 53 aniversario, que actualmente Uruguay no tiene rumbo, y que se están dando “manotazos de ahogado”, ya que desde el oficialismo se plantea allanamientos nocturnos o la intervención de los militares en la calle, pero mientras eso sucede, “siguen apareciendo cuerpos descuartizados”.

Sostuvo que el gobierno administra para los amigos. “¿O no?”, preguntó. Y agregó: “esa forma de gobernar sin criterios, sin rumbo, y es muy injusto porque la vida de una persona no es un trámite burocrático, la vida de una persona es invaluable y frente a esa realidad el FA responde con honestidad y respeto con quienes honestamente piensan diferente”.

Para Cosse el FA tiene un programo “claro” y con “rumbo” que debe ser “enriquecida con propuestas que van a terminar siendo un plan de gobierno que, como las plantas, fijan las dunas”. “El plan de gobierno del Frente fijará el rumbo”, acotó.

La precandidata enfatizó que este punto es importante. En este sentido, recordó que el Plan Ceibal no estaba en el programa de gobierno, pero había un rumbo que era el programa y un plan de gobierno que explicaba el expresidente Tabaré Vázquez.

“Y cuando ese plan de gobierno, después de ganar, cumpliendo el programa, empezó a desarrollar y surgió la posibilidad del Ceibal pudo ser porque había un rumbo que se estaba concretando y que lo abrazó y lo hizo florecer”; detalló.

Subrayó que la consecuencia de no tener un rumbo “la pagamos en la vida diaria”. “Hace unos días estaba en la playa del Cerro y compañeros de trabajo fabricando dunas, viene una señora desesperada a hablarme y a decirme que por favor hiciera algo porque en el dispensario, al lado del hospital del Cerro no había remedios”, contó.

“Siempre anuncios, mucho poco ruido y pocas nueces. Fue muy difícil para mi explicarle que yo no la podía ayudar. ¿Qué le puedo decir? Falta rumbo, tenemos que cambiar la realidad”, añadió.

Por otra parte, la intendenta capitalina manifestó que no se trata de ganar las elecciones, sino que se debe “tender la mano” a otras personas para sumarse “a un proyecto de transformación de la realidad”.

Al respecto, consideró vital la existencia de un programa de crecimiento basado en tres pilares: el primero es “nadie puede quedar atrás” que implica, a su entender, terminar con la pobreza infantil, con el “exilio” de las personas mayores en vida y ofrecer oportunidades a los jóvenes, ya que seis de cada diez lo son.

El segundo es “reconocer que en el mundo desarrollado de hoy, a nivel de la ciencia y la tecnología, están pensando en el siglo XXII”.

El tercer pilar es “el ambiente, con una mirada del siglo XXII, porque este es nuestro único plantea, sobre nuestro mar, porque el mar no es solo un tema de los que viven en la costa, el mar y nuestros ríos”.

Compartir

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp