El gobierno compromete un pago millonario a una empresa que denuncia con un juicio cuando los informes técnicos la ubican como la responsable y no como la damnificada

Gustavo Gómez
[shortcut_audio_nota]

El director de OBSERVACOM, Gustavo Gómez, informó esta sema del acuerdo extrajudicial mediante el cual el Gobierno pagaría U$S 2,5 millones a la empresa de TV paga Multiseñal (propiedad de los canales 4, 10 y 12) debido a que la misma amenazó con realizar un juicio que, a pesar de los informes técnicos en contrario de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC) y de la Dirección Nacional de Telecomunicaciones (DINATEL) del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM).

Gómez recordó que la empresa Multiseñal (Multicanal SA) presentó recursos administrativos y judiciales denunciando que los servicios móviles que autorizó Uruguay, en una reciente subasta de espectro, provocaría interferencias a sus servicios de TV y que ya no podría operar más. Sin embargo URSEC y DINATEL concluyeron que esas interferencias no fueron probadas y que por lo tanto la denunciante no estaría en condiciones realies de salir airosa de esos juicios.

Es más, para el Departamento de Administración de Espectro de URSEC, las pruebas presentadas referían a “situaciones atmosféricas especiales” y “otras causas de interferencias que no pueden ser probadas». El problema está en la mala performance de los receptores que la empresa utiliza. Por su parte la Asesoría Jurídica de MIEM/DINATEL afirma que Multiseñal no ha podido demostrar que las interferencias “hayan sido ocasionadas por responsabilidad de los servicios de telefonía móvil, o por la actuación del Estado” y los receptores “no son aptos” para impedir interferencias. Y agrega que esta empresa debió haber salido de esas frecuencias (banda de 2,6 GHz, que ahora se usarán para telefonía e Internet móvil) desde el año 2010.

Lo que ocurre ahora, explica Gómez, es que, a cambio de U$S 2,5 millones, la empresa acepta retirar todos los juicios e incluso dejar de emitir.  La oferta incluiría pasar a mayoría de sus usuarios (unos 15.000) a otras empresas para que no queden sin servicio de TV. Sin embargo hace notar que esas otras empres son, preciamente, las propietarias de la empresa beneficiada: Montecable, TCC y Nuevo Siglo.

Por otra parte Gómez destaca que si se llega a este acuerdo, otras empresas que operan en el interior del país, también podrían soliciar un tratamiento similar.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp