El gobierno está un poquito asustado y no quiere crear condiciones con una suba de combustibles que aviven a la gente por el referéndum contra la LUC

En su espacio de reflexiones en M24 el expresidente José Mujica fustigó la política de combustibles del gobierno desnudando las contradicciones con el discurso en la última campaña electoral de un oficialismo que ahora “va a hacer lo que muchas veces se hizo pero criticaba cuando era oposición”.

Mujica abrió su columna preguntándose: “¿cómo es posible que UTE le pueda vender tanta energía eléctrica como le está vendiendo a Brasil?, que probablemente cuando llegue fin de año ande por los 400 millones de dólares” de facturación por ese concepto; recordó entonces que “esto es posible y esto es lo que no dicen, por el juego de políticas que aplicaron los gobiernos del Frente, que no se contentaron con hacer el mamarracho como fue aquella central de apuro de La Tablada, que hubo que clausurarla por el costo que tenía, casi nueva; no, se tomaron medidas de fondo”, que detalló según las diferentes fuentes y formas de generación y transmisión eléctrica.

Tras reseñar esas inversiones del Estado en los gobiernos frenteamplistas, apuntó que “de rebote” UTE “está consumiendo mucho combustible que se lo compra a Ancap”, empresa nacional que por esta vía “se ha favorecido indirectamente a tal punto que ha acumulado una ganancia (…) que permite  sencillamente que ese fondo que se acumuló, este gobierno, y esto no lo dice nadie del gobierno (…) porque tiene el desafío de la LUC, (…) hoy por los precios internacionales del petróleo y de acuerdo a la Ley que metió tendría que subir de vuelta el precio de los combustibles” pero dispuso que Ancap use “ese fondo para amortiguar y no subir el precio; quiere decir que (…) la formidable venta de energía eléctrica que se le está facturando a Brasil determina que por ahora no suben los combustibles; no porque el gobierno se ponga generoso, creo que está un poquito asustado y no quiere crear condiciones con una suba de combustibles que aviven demasiado a la gente (…) respecto a la votación por el SÍ o el NO de la LUC”, caracterizó.

Luego evocó que “la gente que está en el gobierno hizo campaña electoral de que iban a bajar el precio de los combustibles, (…) recorrieron todo el país con ese versito” pero lo cierto es que desde “el punto de vista práctico (…) todo lo que cristaliniza el precio hacía rato que existía en el país, hace años que Ancap publica estadísticas sobre la estructura del precio de todos los combustibles”, con el detalle de “todos los componentes del precio”.

Y más allá del “famoso factor X”, en el costo de los combustibles “por lejos lo más importante son los impuestos que pagan” y en este sentido ejemplificó que “en el 2020 Ancap recaudó 2.400 millones de dólares” mientras que “en Imesi e IVA se fueron 1.188 millones de dólares, casi el 50% de la recaudación de Ancap son en realidad impuestos”, anotó Mujica.

Es así que “se hicieron campañas” con el tema pero “desde que se está en este gobierno lo único que se ha hecho son tres subas sucesivas del precio de los combustibles”, puntualizó; “entre agosto del 2020 y agosto del 2021 el precio de la nafta subió el 29%, el gasoil 25% y el kilo de supergás pasó de 9 pesos a 20; todas estas subas están por encima de la inflación y de la suba de los salarios”, remarcó; así, “por primera vez en un montón de años los combustibles subieron por encima de la inflación y por encima de los salarios, esta es la realidad concreta, lo demás es literatura; y todavía peor” dado que “se aumentó el Imesi de las naftas, entonces la famosa política de rebaja del precio de los combustibles está lejos de ser una realidad; por eso (…) el gobierno no quiere dar cachones y se está reteniendo a pesar de la suba del precio del barril de petróleo”, por lo tanto “va a hacer lo que muchas veces se hizo pero él criticaba cuando era oposición”, desnudó.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp