El MEF debería «transparentar» el compromiso con la Unión Europea que cambia las normas tributarias, señaló especialista

Ministra de Economía, Azucena Arbeleche. Foto: Javier Calvelo / Adhocfotos
[shortcut_audio_nota]

El Consejo de la UE incluyó a Uruguay entre los países que no cumplen todas las normas fiscales internacionales pero que se ha comprometido a aplicar los principios de buena gobernanza fiscal. En su informe el organismo calificó a Uruguay y a otros países como regímenes fiscales perniciosos comprometidos a remendar o abolir sus sistemas de extensión de ingresos de fuente extranjera (Lista gris) antes de 2022.

El pasado 7 de julio, Uruguay firmó un compromiso con la Unión Europea, donde se compromete a cambiar ciertas normas tributarias que no se han dado a conocer por el Ministerio de Economía y Finanzas.

En conversación con Mejor Hablar, el abogado especialista en derecho tributario, Leonardo Costa sostuvo que «normalmente cuando pasan estas cosas, la UE en este caso, le marca a los países cuatro o cinco normas que a juicio de ellos son las que afectarían el sistema», dijo en referencia al compromiso firmado por Uruguay en julio.

El especialista destacó que todo lo que se pueda decir son «interpretaciones» sobre lo que suponen dice el compromiso porque «lamentablemente el Ministerio de Economía no lo ha dado a conocer».

Costa se refirió a los cambios que debería realizar Uruguay en el sistema tributario y señaló que «lo que aparentemente se tendría que modificar, es que Uruguay basa su sistema tributario en el principio de la territorialidad o de la fuente, esto es que sólo graba los réditos que obtienen empresas en el país y no así las rentas que se obtienen en el exterior».

«Si una empresa uruguaya recibe pagos por una regalía de una marca y la vende al exterior, cuando recibe estos pagos en Uruguay no están gravados. De manera tal que son rentas de fuente extranjera y por tanto no están gravadas. Así pasa también con dividendos que obtiene una sociedad anónima uruguaya de participar en otras sociedades en el exterior o con intereses que recibe una sociedad anónima uruguaya de prestarle dinero a alguien en el exterior», explicó Leonardo Costa.

Añadió que a esto se le llama extensión de fuente extranjera y «eso regímenes en particular son los que están siendo observados».

Por otra parte Costa hizo referencia a los impuestos a las multinacionales y la llegada de inversiones al país y dijo que «el incentivo tributario se pierde y hay que ver si los otros incentivos como la estabilidad jurídica y el respeto a los contratos sigue siendo potente como para atraer inversiones»

Agregó que la estrategia de promoción inversiones basada en «las exoneraciones de renta de fuente extranjera, que Uruguay como por ejemplo Costa Rica vendía al mundo son de las cosas que hoy están siendo cuestionadas».

También aseguró que lo que está en juego en el fondo de está cuestión es el beneficio de «los países europeos que están quebradas su seguridades sociales y captan que los USD125 mil millones que este impuesto recaudaría, la mayoría va a ir para esos países desarrollados»

«Uno de los paradigmas del impuesto es: tenemos que cobrar impuestos dónde están los consumidores, ya no importa donde se producen sino donde se consumen y los productos tecnológicos y más caros se consumen en los países centrales. Esto es lucha por la plata», concluyó el especialista.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp