¿Estamos discutiendo una reforma del sistema jubilatorio o cómo privatizar el BPS?, preguntó el representante de los pasivos en el instituto previsional

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS.
[shortcut_audio_nota]

Con la tercera prórroga dispuesta para la labor de la ´comisión de expertos´ que diseñan un ajuste del sistema jubilatorio, desde el gobierno se busca “acompasar” este tema “con la situación política que viene generando” el referéndum contra la LUC, porque “los temas que vendrán planteados por el Poder Ejecutivo para reformar la seguridad social” producirán “una enorme corriente de opinión contraria a continuar privatizando”, explicó en INFO24 el representante de la Organización Nacional de Jubilados y Pensionistas (Onajpu) en el Banco de Previsión Social (BPS), Sixto Amaro.

Amaro puntualizó en primer lugar que en el ámbito de la Onajpu están “de acuerdo en que la reforma de la seguridad social debe hacerse” e incluso piensan que “debe hacerse periódicamente porque hay elementos que se van transformando, como el tema demográfico en nuestro país, que viene recorriendo un camino de envejecimiento de la población” por varias razones que mencionó, así como “el cambio en el mundo del trabajo”.

Sin embargo, “no es necesario reformarlo en forma urgente y mucho menos designando a 15 expertos” en una comisión, porque “la seguridad social debe tener en el seno de su discusión para una reforma a todos los que estamos involucrados”, para “aportar a efectos de que los cambios tengan una dirección correcta, que es la mejora de la calidad de vida de la gente”; y “acá se ha hecho en forma urgente de cualquier manera”, que describió.

Por ejemplo, criticó el hecho de que “vamos ahora en la tercera prórroga” del lapso dispuesto inicialmente por el gobierno para que esa ´comisión de expertos´ elaborara un diagnóstico y una propuesta de reforma; prórroga “que no tiene demasiados fundamentos y que se asemeja más a acompasar” esta discusión en torno al futuro del régimen jubilatorio “con la situación política que se viene generando en función” del referéndum contra la LUC; instancia “que está en el horizonte y que de ubicarse los temas que vendrán planteados por parte del Poder Ejecutivo para reformar la seguridad social, seguramente generará una enorme corriente de opinión contraria a continuar privatizando, a cercenar el alcance del BPS en cuanto a acercar más y mejor seguridad y protección social, y a que no va a tocar ni uno solo de los privilegios que por ejemplo tiene la ´Caja Militar´”, adelantó Amaro. 

 

“Entonces, ¿estamos discutiendo una reforma del sistema o estamos discutiendo cómo privatizar el BPS, quitarle los derechos y potestades que nos dieron la Constitución de la República y las leyes?”, interrogó al aire.

Después, el representante de los pasivos en el instituto previsional refirió a algunos privilegios que gozan los afiliados a algunas cajas paraestatales y que causan severos desbalances financieros al sistema y déficit al erario.

“La ´Caja Policial´ tiene 23.000 pasivos y 160 millones de dólares anuales, que tenemos que pagar todos los uruguayos para cubrir esos 160; y la ´Caja Militar´ está llena de tantos privilegios que ellos cobran su correspondiente aguinaldo, algunos por encima de los 150.000 pesos de aguinaldo, mientras que los jubilados del BPS” reciben “una canasta familiar, los que ganan menos de 15.000, pero que además en su hogar el ingreso per cápita debe ser también menor a 15.000 por mes y se les da 2.500 pesos” de aguinaldo.

A continuación aportó otro ejemplo de injusticias y privilegios: “si usted tiene 60 años de edad y 30 años de trabajo aportados en el BPS, le van a pagar el 45% de lo que usted ganaba como activo”, cuando “la Tasa de Reemplazo de los militares es de 120, 140%; hay jubilados en el BPS que tienen más de 40 años de trabajo aportados para tener una jubilación digna, y un militar se jubila con 43, 44 años de edad; o sea que con los mismos años que nosotros aportamos trabajando, un militar tiene condiciones para jubilarse y obviamente, al otro mes está en el mercado de trabajo”, razonó.

Elecciones del BPS: irregularidades en el padrón

Amaro también habló de otro capítulo de la seguridad social como es el de las elecciones del 28 de noviembre para elegir a los representantes sociales en el directorio del BPS; transmitió la preocupación y el rechazo de Onajpu por que hasta el momento no fueron incluidos en el padrón, y por ende no podrían votar, “ni (los perceptores de) la Per (Pensión Reparatoria), ni los pensionistas de la Per, pero tampoco van a poder estar en condiciones de votar los pensionistas que dependen del Mides (…) y tampoco están habilitados los que cobran pensiones por violencia, ni lo que cobran pensiones por violencia doméstica, ni aquellos que cobraban pensiones por una jubilación a un sector denominado trans; no están en los padrones para poder acceder a su voto y sí lo estaban anteriormente”, advirtió el dirigente. 

Para inhabilitar a todos estos ciudadanos pensionados, “la justificación” dada por el gobierno “es muy débil” y consiste básicamente en que las pensiones que cobran “no son previsionales, que sí las paga el BPS pero que los dineros provienen de otros organismos del Estado”, y en que “el motivo de la pensión es una reparación a un ciudadano al que el Estado le causó determinado perjuicio”; como argumento en contra de esto, desde la Onajpu “hemos planteado que el antecedente de que ellos ya votaron en la elecciones pasadas los habilitaría y les daría la posibilidad de participar y de elegir, en pleno desarrollo de un sistema democrático, que ejercer el derecho al voto debería estar por encima de cualquier otra cosa; esto tiene un respaldo jurídico y la Corte Electoral todavía no dio su última palabra”.

Esta parece no ser la única irregularidad previa a la instancia democrática del 28 de noviembre, dado que hasta hace pocas horas “hubo realmente una situación muy angustiante, difícil” contra el propio Amaro “en la que lisa y llanamente me dejaron afuera del padrón; aparentemente fue un error de los servicios administrativos” del BPS, “pero que nos obligó a presentar ante la Corte Electoral una solicitud de explicación de porqué yo no estaba en el programa” informático que contiene el registro de ciudadanos habilitados; “no había absolutamente ninguna razón para que yo no estuviera en el padrón” siendo que el director Amaro está jubilado “desde el año 1994”.

Con vistas a estas elecciones, la web del BPS informa que para los Pasivos y los Activos “el voto será secreto, obligatorio y único. Se exceptúa de la obligatoriedad a los afiliados con setenta y cinco años de edad cumplidos a la fecha de la elección y a los que, cualquiera fuere su edad, fueren titulares de prestaciones por incapacidad servidas por el Banco de Previsión Social”.

Para Empresas, “en el caso de las empresas unipersonales, se exceptúa de la obligatoriedad a los titulares con setenta y cinco años de edad cumplidos al día de la elección y a los que, cualquiera fuere su edad, fueren titulares de prestaciones por incapacidad servidas por el Banco de Previsión Social”.

Más información: https://www.corteelectoral.gub.uy/elecciones-bps-2021

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp