José Mujica: la unidad latinoamericana depende de que lo entiendan y empujen los pueblos

José Mujica en la Jornada Latinoamericana y Caribeña de Integración de los Pueblos, en Foz de Iguazú, Brasil.
José Mujica en la Jornada Latinoamericana y Caribeña de Integración de los Pueblos, en Foz de Iguazú, Brasil.

Desde Foz de Iguaçu, Brasil, José Mujica explicó que la unidad latinoamericana es necesaria para que el continente tenga una voz potente en el mundo globalizado y que de esto depende la comprensión de los pueblos y su disposición a pelear por esta unidad. Pero se necesitan avances concretos en salud y medicina especializada, políticas de frontera y migración, intercambio universitario, diplomacia conjunta y políticas aduaneras.

Junto a Gelsi Hoffman, presidenta del Partido de los Trabajadores, y de Francia Márquez, vicepresidenta de Colombia, además de representantes de movimientos políticos y sociales de todo el continente, José Mujica cerró la Jornada de Integración de los Pueblos Latinoamericanos y Caribeños que este viernes 23 se reunió en Foz de Iguaçu.

Ante un amplio auditorio, Mujica promovió varios aspectos de la unidad latinoamericana con ejemplos concretos. Mencionó que el continente latinoamericano tiene el 6% de la población mundial, pero registró el 30% de las muertes durante la pandemia, sin la posibilidad de presionar de forma conjunta para acceder a vacunas contra el covid-19 o promover las vacunas fabricadas en nuestro hemisferio, como la cubana.

Con este antecedente en su relato, Mujica prosiguió con la comparación entre el fracaso de las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea y el magro comercio entre países del continente. Reveló, además, que hay presidentes latinoamericanos que no conocen la existencia de la Asociación Latinoamericana de Integración, organismos multilateral que desde hace 44 años procura la apertura comercial.

“Ustedes son la levadura”, señaló Mujica sobre el auditorio, para que colaboren en el “largo trabajo de masas, de avivar a nuestro pueblo para que entiendan que su salario, trabajo y estabilidad está ligada a que nos podamos defender con fuerza para defender nuestra riqueza y avanzar sobre las deudas sociales que tenemos”.

Antes que la moneda única está el comercio, abogó Mujica

Mencionó que la unidad latinoamericana comenzó siempre con grandes pensadores y líderes, pero aseguró que primero hay que convencer a la población de sus beneficios. Agregó que esto no se hace con consignas sino con la construcción de una agenda “de primera generación”, con acciones posibles en el corto plazo.

Entre ellas, mencionó la creación de un banco de órganos continental, un centro de investigación de enfermedades raras, la posibilidad de cruzar las fronteras latinoamericanas con documentación digitalizada, un acuerdo aduanero, brigadas solidarias al servicio de la contención de los daños frente a grandes catástrofes en el continente, la promoción de la ciencia y la academia entre universidades del hemisferio e incluso un tribunal comercial latinoamericano.

“Que los pleitos se arreglen acá y si no que no vengan”, dijo Mujica. “Pero para eso tiene que ser el continente todo porque si un país le dice esto, el otro se lo lleva. ¿Significa esto perder la soberanía? ¡No! Al revés, es tener fuerza para pelear la poca soberanía que nos queda, que es distinto”, fundamentó.

Para Mujica, mientras muchos piden una moneda única, la historia de la humanidad explica que el comercio fue primero y después la moneda. “Tenemos que aprender a negociar con nuestras monedas ‘perchientas’ y no depender del dólar, porque la historia de la humanidad enseña que primero fue el comercio y después la moneda”.

Compartir

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp