Lacalle discrepa con empresarios de la construcción y no prevé caída de la actividad tras fin de obras de UPM

El mandatario aseguró que la industria de la construcción vive un “auge” y que seguirá creciendo durante los próximos años.

Este miércoles durante la Feria de la Construcción, el presidente Luis Lacalle Pou discrepó con los planteos de la Cámara del sector, que augura una caída del nivel de actividad para 2023 y reclama mayor nivel de obra pública.

El mandatario dijo haber recibido un balance del sector que asegura que “estuvimos bien en 2021, estamos tranquilos con el 2022, en noviembre se emplearon 56 mil personas y si no me equivoco desde el 2015 no se tenía ese número, entonces viene con auge”.

“Naturalmente como tienen que proyectar ven que algunas construcciones por suerte se terminan, porque para eso empiezan, como por ejemplo la planta de UPM, puede hacer que ceda un poco la inversión. Yo estoy convencido que no va a ser así”, discrepó.

El presidente de la Cámara de la Construcción, Diego O’Neill, planteó días atrás en Nada Que Perder (M24) que si el sector está “en un buen momento”, se debe a qué “la inversión privada es bien importante”, mientras que la del sector pública está en niveles “bajos”.

O’neill también advirtió que “no hay proyectos” del gobierno como para sustituir el fin de las obras de UPM, que ocupan a unos 10.000 trabajadores. “Tuvimos un buen 2020, 2021, 2022 en parte también, pero en 2023 vamos a tener un escalón, no hay proyectos que vayan a ocupar esa ocupación”, indicó.

Lacalle fundamentó su contrapunto en que “este año va a ser récord de inversión pública”, y en paralelo “se sigue potenciando la inversión privada, seguimos trabajando en algunos proyectos que están para concluir” y puso como ejemplo el proyecto de Maguá, el de disposición final de residuos, la inversión en saneamiento en pequeñas ciudades del interior y el comienzo “de la obra más grande de potabilización de agua con el proyecto de Arazatí”.

En esos casos, “el gobierno directamente invirtiendo y también generando sinergias”. Dijo ser “optimista de que esta industria va a crecer por el proceso migratorio, a Uruguay se está mudando mucha gente con capacidad adquisitiva”, e informó que durante el último año y medio obtuvieron residencia 15 mil personas, de los cuales 13 mil son argentinos.

“Los motores públicos son fundamentales para ir construyendo infraestructura, para ir mejorando la vida de los uruguayos en especial de aquellos que menos tienen, cómo la inversión fundamental en otras áreas es fundamental para tener esos motores prendidos”, agregó.

“Estamos empujando, no nos conformamos con las medidas tomadas, me llevo el centímetro para ver si se nos ocurren algunas otras y vamos a seguir en eso”, sintetizó.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp