Personería jurídica sindical obligatoria supone “una clara intromisión en los derechos” de los trabajadores; “no nos gusta para nada”, rechazan en el FA

Gabriel Otero - Foto Parlamento

Este martes 21 la Cámara de Representantes votará un Proyecto de Ley del Poder Ejecutivo que obligará a los sindicatos a tener personería jurídica, iniciativa que “le mete la mano en el bolsillo” al gremio, “coarta el derecho de la negociación colectiva y no suma absolutamente nada al reclamo de los derechos de un trabajador”, rechazó el diputado frentista Gabriel Otero.

Otero apuntó en INFO24 que en el ámbito del Frente Amplio (FA), “en una primera lectura lo vemos claramente como una regulación a los derechos del trabajador, a los derechos de sindicalizarse, y por sobre todas las cosas a la autonomía mínima y básica que tiene que tener un sindicato; porque no se trata únicamente de la personería jurídica” dado que “personería jurídica tienen muchos sindicatos”; recordó en este sentido que “también en los últimos años hay sindicatos que han hecho” diferentes tipos “de acuerdos civiles entre privados o públicos y sin duda que la personería jurídica ha sido relevante para determinado desarrollo del sindicato, pero no para defender los derechos sindicales, y ahí está la gran cuestión”, advirtió.

“Aquí, al imponer a los sindicatos existentes, a los que vayan a existir, a todo aquel puñado de trabajadores que esté pensando en colectivizarse, en formar un sindicato, ya a partir de esta Ley tiene que arrancar con una personería jurídica como si fuera un dato relevante para defender sus derechos”; esto supone “una limitante de pique: usted no puede presentarse en una mesa de negociación, en el Consejo de Salarios, no puede hacer un acuerdo de retención de la cuota de afiliación del sindicato si no hay de por medio una personería jurídica, con todos los pasos que eso lleva”, alertó.

Ejemplificando otro caso posible de restricción a la actividad sindical, Otero imaginó “un sindicato de una empresa chica, donde sean 6, 7, 8, 9”, como “en muchos sindicatos que son chicos; ¿y todo el mundo quiere ser parte de una personería jurídica o todo el mundo lo que quiere es defender sus derechos y los derechos que tiene establecidos por Ley?, se preguntó.

De ahí que, en la bancada del FA en Diputados, “nosotros entendemos” que el proyecto oficialista implica “una clara intromisión en los derechos” de los trabajadores y esto “no nos gusta para nada”; vaticinó que de aprobarse “va a traer dificultades en el relacionamiento” y en esta dirección interrogó al aire: “¿cuál va a ser la garantía que nos diga que el sindicato tal, con una trayectoria de 50, 60 años, con la representatividad más que probada a nivel nacional, sea tenido en cuenta? ¿O que se va a tener en cuenta la cantidad de afiliados? Entonces abre un campo de posibilidades que no está bueno que se dé así, donde se puede meter mano desde afuera perfectamente”.

Con la iniciativa del gobierno “se le mete la mano en el bolsillo” al gremio, “se coarta el derecho de la negociación colectiva, y no suma absolutamente nada para el reclamo de los derechos de un trabajador; esta Ley no suma absolutamente nada, todo lo que usted puede hacer en un sindicato lo puede hacer hoy, sin tener personería jurídica de manera obligatoria”, puntualizó.

“Creemos que es una Ley inoportuna y no puedo salir del contexto político, del contexto que me da la LUC en los artículos correspondientes a la reglamentación de la huelga: aquello de la ´huelga pacífica´, aquello de ´no ocupar´, aquello de tener siempre al trabajador movilizado en la visión de ´un piquete que obstaculiza el tránsito de las personas´; no lo puedo dejar de ver en ese contexto, porque se entiende mejor”, caracterizó la iniciativa.

Después apeló a “la misma expresión que manejaba el hoy oficialismo cuando era oposición, que decía ´el péndulo está del lado de los trabajadores´: sí, claro, porque es la parte más débil, cuando el FA gobierna los trabajadores están en primer plano, claramente; pero nunca hubo una empresa que quiebre por decisiones tomadas a favor del trabajador o laudando, apoyando a los trabajadores, ¡que me traigan una empresa que haya pasado una negociación colectiva y que haya quebrado!”, desafió el diputado de la 609; en cambio, “ahora va a pasar que varios trabajadores que pasan por la negociación colectiva van a perder poder adquisitivo” y “van a verse debilitados indudablemente desde el punto de vista sindical”.

Entre los capítulos abordados por Otero en materia de relaciones obrero-patronales y de la política laboral del gobierno, subrayó la preocupación por “hechos que tienden a la persecución sindical” denunciados por varios sindicatos en la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Representantes; lo ejemplificó con el caso de “los trabajadores del Instituto Nacional de Estadística” (INE), quienes “hoy” martes 21 “van a ir” a la Comisión “perdiendo el salario porque la dirección de INE nos les da los fueros sindicales, se los niega, a dirigentes que están lógicamente con un cargo” para el que “fueron elegidos” por sus bases; “hoy van a costo de su bolsillo (…), parece que estuviéramos hablando de más de 30 años atrás”.

Compartir

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp