Precios, salarios, ambiente y derechos: cuál es la agenda del nuevo Frente Popular de Francia tras la victoria electoral

Celebración de los resultados de las elecciones francesas del domingo 30 de junio. Captura de imagen de El País de Madrid.
Celebración de los resultados de las elecciones francesas del domingo 30 de junio. Captura de imagen de El País de Madrid.

Las elecciones francesas ubicaron a la nueva formulación de la izquierda como victoriosa, en un marco de unidad política a favor del congelamiento de precios, el aumento de salarios, gestión ambiental, un discurso a favor de los derechos y un retorno al discurso que pone en el centro a las necesidades de las familas. “Estos temas son nuestros y son de muchos”, dijo la columnista de M24, Natalia Carrau, en su columna por Info24.

La segunda vuelta de las elecciones legislativas francesas fueron una buena noticia, expresó la especialista en relaciones internacionales y columnista de M24, Natalia Carrau. En diálogo con Info24 (lunes a viernes desde las 06:30), señaló a los impactos de las elecciones europeas en Francia, con la disolución del Parlamento y las dos elecciones.

La Agrupación Nacional, sector de extrema derecha, salió primera en las elecciones internas del 7 de julio. De cara a las nacionales del domingo 30 de julio, las corrientes de izquierda se coaligaron: Partido Socialista, Partido Comunista, ecologistas y Francia Insumisa, éste último, sector encabezado por Jean-Luc Mélenchon.

“Acá la izquierda tiene que marcar el camino y la unidad es la respuesta”, sintetizó Carrau sobre la formulación que en breve tiempo encontraron los sectores progresistas franceses. Con los resultados, ahora reclaman que sean convocados para formar gobierno.

Pero no se frenó a la extrema derecha, solo se la frenó, como dice la reflexión de Carrau. La rapidez de la unidad de la izquierda francesa y pensar en la unidad de acción a futuro, y las continuidades con lo que significa ser de izquierda ayer y hoy, fueron rescatadas en la reflexión de la especialista en su columna por M24, según recabó de Román Dicot de la CGT francesa, y de Juliette Renaud, de Amigos de la Tierra-Francia.

Con la votación de este nuevo frente francés de izquierdas, queda reflejada las distintas necesidades y sensibilidades de la sociedad. Hay menciones al feminismo, la justicia ambiental y social, el rechazo a la xenofobia y la promoción de los derechos laborales.

Quién es Jean-Luc Mélenchon

El principal dirigente de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, se ubica como cabeza de esta nueva coalición. Acusado de radical, antisemita, incendiario e incluso atacado por los medios de comunicación, es un dirigente de origen marroquí, de 72 años.

Escindido del Partido Socialista en 2008 para formar el Frente de Izquierda, por el cual fue candidato a la presidencia. Francia Insumisa fue conformado en 2015 e ingresa como diputado a la Asamblea Nacional.

En 24 horas se conformó este Frente Popular, emulando a La Resistencia Francesa contra los invasores nazis en la Segunda Guerra Mundial, estableció Carrau en su columna.

Hay un temor a la toma del gobierno de la extrema derecha y lo que implica en los valores de igualdad, solidaridad y fraternidad en la sociedad francesa.

El programa del nuevo Frente Popular Francés

¿Qué medidas priorizaron como inminentes en su programa? La derogación de la reforma de pensiones, el congelamiento de precios, el aumento del salario mínimo, el plan de gestión de agua y la moratoria de las “grandes obras inútiles”.

El objetivo es retomar las políticas que recuperan el sentido popular de la izquierda y ponen en el centro a las necesidades básicas de las familias, enmarcó la columnista.

Carrau recordó las palabras de Mélenchon tras la victoria electoral, cuando dijo: “Le confirmamos al presidente de la república que rechazamos entrar en negociaciones con su partido para entrar en ningún acuerdo, sobre todo después de haber combatido su política de maltrato social y de inacción ecológica”.

“A partir de ahora -añadió el dirigente francés-, las urnas han elegido entre los dos proyectos radicalmente opuestos que estaban en juego. El nuevo Frente Popular está listo para gobernar, es la única alternativa coherente y solidaria que tiene un programa organizado”.

“Estos temas son nuestros y son de muchos”, dijo Carrau, con demandas de la sociedad reclamadas a la política y al Estado.

Cuáles son las bases de la extrema derecha francesa y cómo fue su reforma de 2018 que llevó al frente a Jordan Bardella

Fundada por Jean Marie Le Pen como Frente Nacional en 1972, la corriente de extrema derecha proclamó el regreso de los “valores tradicionales franceses”, claro antisemitismo, negación del genocidio judío, etc.

En 2002, Le Pen obtuvo el 17% de los votos y fue a ballotage con Jeaques Chirac, primera vez que la extrema derecha se ubica en un rol preponderante de la política de su país.

Con la hija, Marine Le Pen, este Frente Nacional “se domesticó”, como dicen algunos analistas, matizando las aristas más agresivas del movimiento originario. Pero siguen estando como cuestiones medulares del Partido, aún en la refundación del movimiento en 2018 como “Agrupación Nacional”.

El antisemitismo histórico se sustituye en el odio hacia la inmigración y el islamismo. La clase trabajadora transformada sustancia este movimiento. Alcanza los 143 asientos en la Asamblea en las siguientes elecciones. Con Jordan Bardella, un joven político de 28 años, la Asamblea gana en nuevos adeptos para la extrema derecha francesa.

Más noticias en M24

Compartir

Facebook
Twitter
Email
WhatsApp