Se debe “sacar la visión hegemónica de que la única forma de movilizarse libremente en las ciudades es el auto”, dijo Adrián Santos, vocero de Unibici

Foto: Daniel Rodriguez /adhocFOTOS
[shortcut_audio_nota]

En el marco del Día mundial sin auto se apunta “a diversificar el uso de los medios de transporte”, visibilizando los beneficios ambientales de medios alternativos como la bicicleta, de la cual ha habido un aumento en su uso aunque en Uruguay “todavía falta muchísimo” en la infraestructura necesaria para ese medio de transporte, dijo Adrián Santos.

Este 22 de setiembre se celebra un nuevo Día mundial sin auto y colectivos de usuarios de bicicletas y otros vehículos no motorizados se movilizarán en una rodada masiva en reclamo por “ciudades para la gente” y la “acción climática” que el planeta necesita. Adrián Santos, vocero de Unibici, explicó en entrevista con Mejor Hablar de M24 que es un día en el que se “convoca a la ciudadanía a no usar el auto, pero, lo que está detrás es tratar de sacar la visión hegemónica (…) de que la única forma de movilizarse libremente en las ciudades es el auto”. 

A pesar de que puede haber circunstancias en las que los vehículos motorizados se vuelvan indispensables, hay muchas instancias en la vida diaria en las que se puede escoger otros medios de transporte alternativos, manifestó Santos. “El transporte público sin dudas es mucho más eficiente en cuanto al uso de energía, en cuanto al uso del espacio, en cuanto a la contaminación, al ruido”, expresó. Por otro lado, el entrevistado resaltó otras opciones que además de ser sustentables “aportan también mucho a la salud de las personas”, como caminar, andar en bicicleta o otro tipo de transporte movido por la actividad de la persona. 

La convocatoria tiene por objetivo dejar de lado el pensamiento que pone como indispensable en todo momento al auto, por un lado porque “no es lo más equitativo” y por otro porque “no es lo más conveniente desde el punto de vista ambiental”. Por eso, la celebración apunta “a diversificar el uso de los medios de transporte”, expresó. 

Con respecto a la cantidad de usuarios de bicicletas actualmente en nuestro país, Santos dijo que desde Unibici perciben “desde hace muchos años un aumento importante”. Eso se mide a través de los números de importaciones de bicicletas, teniendo en cuenta que no existe una producción nacional. Además, rescató que a raíz del período de pandemia, “se ha incorporado gente a andar en bici”, ya sea porque al verse cortados algunos deportes y gimnasios las personas reemplazaron su método de ejercicio con la bicicleta o “para evitar el transporte público (…) como un potencial foco de contagio de covid”, explicó. 

Santos expuso dos tipos de “barreras a nivel internacional que se han estudiado para el uso de la bicicleta”, una es “la percepción de seguridad que tienen las personas circulando y el otro es dónde dejar la bicicleta de forma segura”. Para sortear estas barreras, él considera que “la infraestructura es determinante”. 

Rescató la acción de la administración pasada de la Intendencia de Montevideo al desarrollar un plan “ambicioso e importante”, pero las infraestructuras cubren “un sector menor del departamento”, en la zona sur, y “están muy desconectadas entre sí”. “Uruguay y Montevideo están muy rezagados en las decisiones políticas con respecto al tema de movilidad activa”, opinó y agregó que “todavía falta muchísimo para avanzar” en ese tema. 

Unibici:

El proyecto Unibici surgió en 2013 cuando se empezaron a juntar personas “que estábamos trabajando el tema de la bicicleta en distintas facultades”, dijo Santos. Desde un principio, este grupo se abocó a pensar qué se podía “aportar desde la Universidad de la República a los efectos de la mejora de la movilidad, la convivencia en el tránsito” y de la promoción del uso de la bicicleta. 

El proyecto se basa en algunas líneas de trabajo como por ejemplo la búsqueda de generación de infraestructura. Además, ya que es un proyecto universitario, se considera que desde la institución “generadora de conocimiento, de masa crítica” se pueden hacer aportes a través de trabajos académicos o investigaciones de estudiantes y docentes, sobre el uso de la bicicleta. 

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp